Conócenos

Gracias a mis padres, y a esa frase que jamás olvidaré “tú que quieres ser”, estudié diseño de moda en la Universidad Politécnica de Madrid. Tras varios años de experiencia profesional, en los que destacaría, mi labor como sastre en una conocida compañía de baile, y ser diseñadora de punto en Viriato, entré a formar parte del departamento de diseño y producción de la firma masculina Arrow, donde comencé a especializarme en hombre, para dar finalmente el paso, a SCALPERS donde trabajé durante diez años como Directora Creativa y de Producción de la marca.

En un momento de reflexión personal y tras todo este periplo laboral, como un escape a la vida, a mis vivencias, y sobre todo, para hacer realidad el sueño que siempre perseguí, decido cambiar el diseño de Hombre, por el de Mujer, y nace MICHONET, como expresión de una mujer plena, segura de sí misma y enamorada de la artesanía y el diseño, creando mi primera colección llena de luz y color.

Guiada por el amor a la moda, y todo lo que envuelve este sector, que desde hace tantos años ya se convirtió no solo en mi profesión, sino también en mi pasión, me adentré en buscar información sobre el mundo de los bordados, y todo lo relacionado con la ARTESANÍA DE LA ALTA COSTURA, que tanto me apasionaba. En esas lecturas topé con esta maravillosa historia, de donde surge el nombre de nuestra marca:

En 1924, Albert y Marie-Louise Lesage adquirieron el taller de bordado La Maison Michonet, fundada en 1858, la cual realizaba bordados para el teatro y Napoleón III. Debido a la muerte repentina de Albert Lesage, su hijo Francois Lesage toma las riendas del negocio familiar junto con su madre Marie Louise. Francois Lesage no tenia miedo a experimentar, logrando multiplicar los colores en los bordados y crear relieves combinando materiales, imaginaba nuevas técnicas para componer los motivos más increíbles como pinturas. Utilizaba sus “Savoir Faire” de excelencia y utilizaba muchas horas para elaborar los encargos de los diseñadores de Alta Costura y Pret-a-Porter. “El Bordado es a la alta costura lo que los fuegos artificiales son a día de la basílica.” Esta era una máxima que Francois Lesage le gustaba repetir, y que resume toda la filosofía del maestro del bordado. En 1992 creo una Escuela de Bordados, la cual entra en 2002 a formar parte del Imperio de Chanel siendo uno de los ocho talleres de artesanos que conforman “PARAFFECTION””.

De aquí en adelante, está todo por escribir. Os invito a ser partícipes de esta historia…., la historia de MICHONET.

Natividad Pacheco Soldado